El manual definitivo sobre criptomonedas que estabas buscando

Las criptomonedas son divisas digitales que se han venido popularizando desde hace aproximadamente una década. Todo comenzó cuando en el 2009 surgió Bitcoin, por medio de un desarrollador anónimo llamado Satoshi Nakamoto. Lo que muchos consideraron como un simple juego virtual hizo que posteriormente algunas personas se transformaran en millonarias. A raíz del éxito de Bitcoin surgieron otras altcoins que forman parte del ecosistema de criptomonedas actual.

Por ello, te ofrecemos el manual definitivo sobre criptomonedas que estabas buscando. ¿En qué consisten estas divisas digitales? ¿Soy un buen candidato para invertir en criptomonedas? ¿Cómo saberlo? ¿Cómo seleccionar las criptomonedas para invertir? ¿Qué debes saber con respecto a los wallets y las casas de cambio? Todo esto y mucho más, a continuación.

 

 

¿En qué consisten las criptomonedas? ¿Cómo funcionan?

Las criptomonedas son divisas digitales que funcionan de forma parecida al dinero tradicional. Sin embargo, existen solamente en la web y no cuentan con monedas o papel que las respalden en la “vida real”. Una de las razones por las que se diseñaron fue la descentralización. El sistema financiero hasta ahora ha sido dominado por los bancos, que tienen control sobre los fondos de los ciudadanos. Sin embargo, al utilizar criptomonedas se pueden hacer transacciones con muy bajas comisiones y con tiempos de espera casi inexistentes.

No existen intermediarios a la hora de transferir dinero por medio de las criptomonedas. De igual forma, destacan por ser muy seguras y en la mayoría de ocasiones anónimas. La mayoría de criptodivisas están enmarcadas en la Blockchain o cadena de bloques. Este es un protocolo computacional que funciona como un libro de contaduría gigante. Ahí es donde quedan registradas todas las transacciones de forma irreversible.

Cabe destacar que en la actualidad, las criptomonedas se utilizan como una inversión por la mayoría de usuarios. Sin embargo, algunas criptomonedas como Bitcoin, Ethereum o Litecoin están siendo utilizadas para adquirir e intercambiar productos y servicios en diversas partes del mundo.

¿Cómo saber si debes invertir en criptomonedas?

Es común apresurarse a invertir en criptomonedas solamente por el hecho de que hay muchas personas que lo están haciendo. Sin embargo, no todos son candidatos para este mundo, como sucede con cualquier otro oficio. Por ende, deberás saber algunas cosas al querer invertir:

  • Las criptomonedas requieren tiempo y dedicación. Contrario a lo que se cree, no son amuletos de la buena suerte ni inversiones mágicas. Las criptodivisas requieren de conocimientos sobre finanzas y lo básico sobre computación.
  • Deberás estudiar gráficos, análisis y tendencias para poder invertir con asertividad.
  • No está garantizado que ganes dinero. De hecho, si consigues a alguien que te promete ganancias increíbles en un corto plazo, probablemente se trate de un engaño.
  • Hay muchas opciones en el mercado actual. No todo es Bitcoin, pero también debes cuidarte de la gran cantidad de ICO´s (Ofertas Iniciales de Moneda) que se encuentran a tu alrededor.
  • Es un mundo en donde deberás cuidarte de engaños. A pesar de que son bastante seguras en sus transacciones, el mundo de las criptomonedas cuenta con estafas asociadas a monederos y casas de cambio engañosas, phishing, etc. También deberás cuidarte de los falsos gurús.
  • La mayoría de criptomonedas son volubles. Esto es algo que destaca dentro del mercado de las criptodivisas. El permanente movimiento, alzas y bajas, así como burbujas especulativas son el pan de cada día al cual te tendrás que enfrentar si decides invertir en estas divisas digitales.
  • No todas las criptomonedas son para todo el mundo. Esto es algo que debes tomar en cuenta, puesto que existen una cantidad de criptomonedas de donde deberás seleccionar las que mejor se adapten a tus circunstancias personales.
     
     
     
     

Las criptomonedas más rentables del mercado actual

Al comenzar a invertir en criptomonedas, deberás saber cuáles son las más rentables del mercado actual. De esta manera, tus ganancias tienen un mayor chance de multiplicarse en menor cantidad de tiempo. Existen muchas criptomonedas y proyectos computacionales que están comenzando y que también resultan prometedores. Sin embargo, en estos deberás invertir como quien apuesta a los caballos. Por el contrario, entre las criptomonedas más rentables del mercado actual, tenemos:

Bitcoin: sigue siendo la principal criptomoneda del mercado, así siempre estén tratando de bajarla de su puesto. Es la más antigua y la razón por la cual empezó todo este movimiento en primera lugar. Es una de las primeras opciones que debes tener dentro de tu billetera. Como cada Bitcoin es bastante costoso, puedes comprar fragmentos de ella, llamados Satoshis. Cabe destacar que solo aquellos con mucho dinero usan esta criptomoneda para tramitar bienes y servicios. La mayoría de personas la utiliza como un método de inversión descentralizado.

Ethereum: es la alternativa número uno a la popular Bitcoin y se encuentra en un segundo lugar en cuanto a capitalización del mercado. Esta criptomoneda ha tratado de “tumbarle” el puesto a Bitcoin, pero aún le falta bastante para superarla, más que todo por un problema de antigüedad y confianza. Sin embargo, Ethereum es una de las criptomonedas más rentables y una de las mejores alternativas para la inversión de tus activos digitales.

Ripple: es una moneda diseñada “para los bancos”. Está posicionada como una de las mejores opciones de la actualidad y se trata de una divisa con gran potencial. Tiene aproximadamente cinco años de vida y cuenta con una mayor velocidad que Bitcoin en cuanto a las transacciones por segundo. Su tecnología ha llamado poderosamente la atención de las entidades bancarias.

IOTA: es un proyecto ambicioso basado en el Internet Of Things o Internet de las Cosas. Cuenta con la tecnología Tangle, que supera a la clásica Blockchain en cuando a escalabilidad y velocidad. Su característica más destacada, aparte de la tecnología en donde se desenvuelve, es que busca solucionar uno de los problemas que se presentará a futuro; la saturación del internet y la información, debido a que todos los objetos están transformándose en “inteligentes”.

Litecoin: es una criptomoneda creada en 2011 que ha venido ganando cada vez mayor popularidad. Una de sus principales ventajas es la reducción de la velocidad de transacción con respecto a Bitcoin y otras criptomonedas en el mercado. Es una divisa muy popular para la compra-venta y está concebida para esto más que la propia Bitcoin o que las divisas antes mencionadas.

NEO: a esta criptomoneda se le conoce como el Ethereum Chino. Por ende, está muy ligada a las decisiones que este gobierno tome con respecto a ella. Sin embargo, es una de las más populares dentro del mercado y una excelente opción para mantener tu portafolio de criptomonedas amplio y diverso, sin demasiada especulación.

MONERO: esta es una de las criptomonedas más enigmáticas que existen. Se destaca principalmente por la seguridad que permite dentro de sus transacciones. De hecho, los movimientos realizados con Monero no pueden rastrearse. Sin embargo, esta cualidad se puede transformar en un arma de doble filo, prestándose a una mayor cantidad de engaños.

REDCOIN: es una criptomoneda de bajo costo, perfecta para diversificar tu portafolio al máximo. Está catalogada como “moneda social” y se encuentra asociada a las redes sociales. De hecho, de ahí viene su nombre, puesto que la puedes usar en REDDIT o en TWITTER con el fin de dar propinas a los creadores de contenido de estas plataformas.

DOGECOIN: es una opción que a muchos pudiera parecerle una broma, pero que ha crecido en popularidad desde su creación. DOGECOIN comenzó como una “broma”, en función del meme que podemos encontrar en las redes sociales en donde sale un perro Shiba Inu diciendo “WOW”. Sin embargo, lo que comenzó como simple humor, derivó en su propia criptodivisa, que se encuentra entre las más conocidas dentro del mercado actual de criptomonedas.

Las altcoins con mejores pronósticos

Aparte de las criptomonedas antes mencionadas, existen una gran cantidad de altcoins que podemos tomar en cuenta. Estas nos servirán para mejorar nuestros ingresos en caso de que ganen una popularidad repentina, así como para mantener nuestro portafolio diversificado. En este año hay algunas criptomonedas que parecen prometedoras.

Entre estas podemos encontrar a THETA, que acumula gran rentabilidad desde el último año (2299,39%), así como BAND PROTOCOL (2850,66%). De igual forma, no podemos dejar de lado a KUSAMA, THORCHAIN, CELSIUS, KUSAMA, AAVE y SWISSBORG. Todas estas criptomonedas pueden parecer nombres poco conocidos, pero lo cierto es que han resultado las más rentables en lo que va de año 2021 y son una excelente opción para tu portafolio críptico.

Las mejores billeteras de criptomonedas

Dentro del mundo de las criptomonedas puedes encontrar distintos tipos de billeteras o monederos. Usualmente, están divididas en cuatro tipos: hardware, software, web y papel. 

Billeteras tipo Hardware: esta es la billetera más segura en donde podrás mantener tus activos resguardados. Sin embargo, también es la más costosa. Las billeteras tipo hardware son dispositivos muy parecidos a los pend drive, en donde podrás guardar tus criptomonedas hasta una próxima transacción. Al conectarlo a cualquier computadora, deberás colocar un par de claves. Esto evitará que tus fondos sean malversados en caso de extravío.

Billeteras tipo Software: en este caso nos encontraremos ante un programa de computación que simula una cartera. Al instalarlo en tu ordenador podrás acceder a tus fondos y realizar transacciones con ellos. Es una forma bastante segura de tramitar con criptomonedas, aunque deberás instalar un software de calidad y preferiblemente recomendado, para no caer en engaños o instalar elementos nocivos a tu ordenador.

Billeteras On-Line: en este caso no tendrás que instalar nada, sino simplemente acceder a una página web en donde colocarás unos datos específicos para poder acceder a tus fondos. Es la opción más práctica a la hora de realizar transacciones, aunque la más insegura también. Deberás estar siempre seguro de la dirección web hacia dónde estás entrando, para evitar estafas tipo phishing, o de suplantación de la identidad.

Billeteras de papel: son las más populares. Consiste en una larga clave que puedes anotar en un papel (puesto que memorizarla es solo para los valientes) y colocarla en una caja fuerte. Esta es la clave que utilizarás en las distintas casas de cambio para poder acceder a tus fondos. Es la forma más conocida de guardar tus fondos de criptomonedas.

Si estás buscando entre los mejores monederos para elegir, todo dependerá de la criptomoneda que deseas comprar. Algunos monederos se enfocan en un tipo, mientras que otros ofrecen una mayor diversidad de opciones. Entre los sitios más populares se encuentra: Coinbase, CEX.io, Mycelium, XAPO, EXODUS, Bitcoin Core, JAXX, Blockchain, Electrum, Trezor, Bread Wallet, Bitgo, Bitstamp, Kraken y Bitfinex. 

En qué consiste la minería de criptomonedas

Una de las actividades de las cuales escucharás hablar bastante es la minería. Esta es una manera de conseguir criptomonedas a través del poder computacional y sin realizar demasiadas transacciones con terceras personas. Consiste principalmente en poner a la orden los recursos de tu ordenador para poder generar recompensas en criptomonedas, ganadas por resolver complejos problemas matemáticos.

La minería ha derivado en tres posibilidades; el uso de GPU, el CPU o el Disco Duro. La primera opción es la más tradicional, puesto que es la forma en la cual muchas criptomonedas, incluida Bitcoin, son minadas. Para ello tendrás que buscar una buena tarjeta gráfica y un ordenador de grandes capacidades. A mayor potencia computacional, mejores resultados obtendrás.

Por su parte, el minado con CPU está disponible para otras criptomonedas dentro del mercado actual. No tendrás que buscar elementos costosos ni acondicionar salones. Lo único que tendrás que hacer es usar tu ordenador tradicional y su potencia. Por último, el minado con disco duro solamente lo tienen algunas pocas criptodivisas y consiste en el almacenamiento de los datos transaccionales dentro de discos duros mayores a 4 TB.

Hay algunas cosas que deberás saber respecto al minado de criptomonedas:

  • La minería se ha transformado en una de las posibilidades de obtener estas divisas digitales, incluso más que las transacciones tradicionales. Sin embargo, una de las desventajas es la producción de energía desmesurada, sobre todo la que se hace a través del GPU.
  • La minería por GPU requiere de un gran poder computacional, así como de habitaciones especiales para mantener en las correctas temperaturas a los equipos.
  • Si no tienes una habitación que pueda tener las condiciones adecuadas para el minado, puedes unirte a las granjas de minería, aunque en estas deberás tener cuidado con la elección. Son granjas que cuentan con varios ordenadores minando y de donde podrás comprar poder computacional. A esto también se le conoce como minería en la nube.
  • La minería por disco duro ha generado que se agoten estos elementos, sobre todo en países asiáticos. Esto está causando que se replanteen algunos puntos.
  • Minar no es una actividad hecha para todos los amantes de las criptomonedas, puesto que requiere inversión monetaria, espacio, tiempo y dedicación.

Medidas de seguridad a tomar cuando estás tramitando con criptomonedas

Como sucede con cualquier cosa que tenga dinero involucrado, no pueden faltar las conocidas estafas con criptomonedas. A pesar de que utópicamente se ha pensado en un sistema financiero perfecto, descentralizado, transparente y libre de engaños, lo cierto es que los delincuentes cibernéticos siempre buscan hacer de las suyas por medio de diferentes métodos. Por ello, deberás tener cuidado de los siguientes puntos:

  • Personas que te garanticen que ganarás dinero. Como mencionamos anteriormente, dentro del mundo de las criptomonedas no hay garantías de ganar dinero al 100%. Son divisas especulativas, que pueden transformarte en millonario o dejarte en cero. Si alguien te asegura altos rendimientos o la duplicación de tus ingresos en un corto período de tiempo, deberás dudar y alejarte.
  • De igual forma, aquellos que te prometen dinero a cambio de nada, o que realizan declaraciones confusas sobre lo que se dedican o su “compañía”, son personas de las cuales deberás alejarte.
  • No pueden faltar los conocidos “gurús” de las criptomonedas. Aquellas personas que señalan que tienen las claves para poder ganar grandes cantidades de dinero en este mundo. Pueden salir con sus lujosos automóviles, diciendo que los obtuvieron en menos de un mes “simplemente” haciendo lo que te enseñarán. ALÉJATE por completo de estas personas.
  • No hagas click en enlaces sospechosos que te envíen a través del correo electrónico o de cualquier red social. Puedes ser víctima del llamado “criptopirateo”. Los estafadores podrán acceder a tu ordenador para usar su potencia computacional y minar para su propio beneficio.
  • Siempre revisa que las direcciones a dónde estás entrando son fidedignas y están bien escritas. De lo contrario, podrías dar tus datos y contraseña a estos estafadores, que posteriormente irán a la página original y se quedarán con todo tu dinero.

Qué son las ICO en el mundo de las criptomonedas

Probablemente, dentro del mundo de las criptomonedas podrías escuchar hablar sobre las ICO o Initial Coin Offering. Esto significa Oferta Inicial de Criptomonedas y se utilizan para financiar determinado proyecto empresarial. Las ICO buscan poner a circular una nueva divisa digital a cambio de dinero FIAT. Son opciones de inversión y pueden generar mucho dinero, pero no en todos los casos.

Por ejemplo, las personas que tomaron a Bitcoin como una inversión inicial seria, probablemente son millonarios en la actualidad. Sin embargo, un éxito tan avasallante como el que ha tenido esta criptomoneda, difícilmente pueda repetirse. Por ello, deberás estar cuidadoso ante los siguientes puntos:

  • Compara si existe otra criptomoneda parecida al proyecto que estás leyendo y cómo ha sido su trayectoria. Si bien es cierto que la idea es que ninguna criptomoneda se parezca a otra, existen demasiadas opciones y puedes encontrar similitudes. En función del éxito o del fracaso de una criptomoneda parecida, puedes sacar tus propias conclusiones.
  • Busca en qué se diferencia la ICO en la que estás tratando de invertir y revisa todas las ventajas que ofrece. ¡Piénsala a largo plazo! Por ejemplo, IOTA es un proyecto que se perfila bien a futuro, puesto que busca combatir la saturación de información que existe en la web y que seguirá acumulándose.
  • Busca el White Paper de la ICO e infórmate acerca de todo lo que el proyecto ofrece, así como de sus objetivos principales. De igual forma, busca cuál es el equipo que está atrás, su experiencia, el mapa de ruta y los medios que tienen para alcanzar dichas metas. Todo esto te dará una mejor perspectiva de lo que estarás invirtiendo.
  • Revisa el llamado MVP o Minimun Value Product, cuyas siglas en inglés significan Producto Viable Mínimo. Este te permitirá conocer qué tan viable es un proyecto y te dará perspectivas correctas acerca de su futuro.
  • Recuerda que toda ICO representa un riesgo y que es un proyecto al cual estás ayudando a financiar. Sin embargo, en caso de que todo salga bien, ¡No te arrepentirás en lo absoluto!

¿Cuál es el futuro de las criptomonedas?

Algunas personas piensan que las criptomonedas son una moda pasajera, ideada para alienar a la masa, mientras que otros señalan que son el sistema financiero del mañana. ¿Quién tiene la razón? Esta es una pregunta que difícilmente tiene una sola respuesta. Analicemos algunos pros y contras que podrían darnos una mejor idea acerca del futuro de las criptomonedas.

  • Los cambios de dinero y del sistema financiero siempre han existido desde los inicios de la humanidad. Si no, recordemos que el hombre antes tramitaba con oro y posteriormente con papeles que señalaban cuánto oro tenía en las bóvedas. Por ende, esto podría tratarse de una nueva revolución en la humanidad, de la cual puedes formar parte.
  • Desde la llegada de las criptomonedas en 2009, algunos expertos han venido señalando que se trata de una simple moda pasajera. Sin embargo, 11 años después ya se conocen más de 4.000 tipos de criptomonedas, la mayoría asociadas a proyectos web que buscan resolver problemas tecnológicos. Es decir, no son simples divisas de intercambio “porque sí”.
  • Cada día hay mayor cantidad de empresas que se están abriendo a aceptar las criptomonedas como formas de pago. Incluso existen servicios que dependen por completo del pago en Bitcoin, Ethereum o Litecoin.
  • El dinero digital es un hecho. Son cada vez más los lugares en donde no permiten dinero en efectivo, o prefieren el pago a través de tarjetas, dispositivos móviles o transferencias inmediatas por la web. La tendencia es que el dinero físico desaparezca en las próximas décadas, dejando a empresas como PayPal, Venmo, Zelle y similares a cargo. Estas ya están agregando a las criptomonedas como métodos de pago.
  • La gran cantidad de criptomonedas que están existiendo genera burbujas especulativas, que podrían afectar toda la estructura. Esto podría ser un problema para el día de mañana, ya que no se está buscando reemplazar “el oro por el papel moneda”, como sucedió en un pasado, sino “divisas FIAT por más de 4.000 tipos de divisas digitales especulativas”.

De igual forma, debemos analizar los factores que podrían influir en el futuro de las criptomonedas. Esto es lo que a fin de cuentas determinará el futuro real de las mismas en la economía internacional:

  • El volumen de usuarios, la popularidad y la cantidad de transacciones hacen que el mundo de las criptomonedas siga creciendo (o que baje). Desde su nacimiento, las criptodivisas no han parado de crecer. Esto es porque son cada vez más los usuarios que se suman a este tipo de inversión digital.
  • Si bien es cierto que las criptomonedas comenzaron como una utopía (es decir, un sistema descentralizado, prácticamente sin reglas y sin restricciones), los entes reguladores y estatales están colocando algunas reglas claras para poder irlas aceptando. Al ser asimiladas por el sistema, las criptomonedas pueden haber llegado para quedarse.
  • Lógica digital. Una de las cosas que debemos pensar es en la revolución tecnológica que se está viviendo en la actualidad. Es decir, así como las comunicaciones, los trabajos y la forma de comprar está cambiando en función de ordenadores y dispositivos electrónicos, así mismo está cambiando el desarrollo financiero. Por lógica, las criptomonedas deben existir y probablemente serán el siguiente paso dentro del avance de la era digital.

Quizás, uno de los retos a los cuales se están enfrentando las criptomonedas a futuro es el elevado consumo de energía que se está llevando la minería, así como la producción desenfrenada de elementos tecnológicos. Esto quiere decir que se están produciendo mayor cantidad de ordenadores, discos duros y dispositivos móviles para poder tener mayor ganancia, lo que está acumulando la basura tecnológica y será un problema a mediano y largo plazo.

De igual forma las criptomonedas continúan siendo bienes en su mayoría especulativos y su precio no se puede predecir. Este sería un problema a mediano plazo para su asentamiento completo a nivel mundial.

En dónde puedes utilizar las criptomonedas actualmente

Una de las preguntas más frecuentes es saber en dónde se pueden utilizar las divisas digitales en la actualidad. Todo dependerá del país en donde te encuentres. Por lo general, en países menos desarrollados, las criptomonedas aún son una especie de “enigma”, que  pertenecen a aquellos excéntricos que quieren especular. Sin embargo, en países de primer mundo ya es un pago bastante eficiente en productos y servicios. Los comercios que más están aceptando las criptomonedas son:

  • Agencias de viajes
  • Aerolíneas
  • Tiendas Online

En países avanzados podrás encontrar incluso el pago de elementos nimios como hamburguesas o zapatos a través de las criptomonedas. Cabe destacar que algunas fundaciones u organizaciones benéficas también están aceptando a las criptomonedas como parte de las donaciones.

¿Cómo puedes empezar a invertir en criptomonedas?

Digamos que cuentas con algunos activos en dinero FIAT y tus amigos te han señalado que deberías invertir en criptomonedas… ¿Pero cómo hacer? ¿A dónde ir? Pues bien, hay algunos elementos que puedes considerar:

  • Comienza investigando. Lo primero es investigar. Evita a toda costa comenzar a invertir a ciegas. Recuerda que las criptomonedas son un producto de inversión como cualquier otro. Investiga acerca de las distintas criptodivisas, estafas que se han llevado a cabo (para que no caigas en similares), así como las mejores páginas de trading recomendadas en los foros. De igual forma, es importante que tengas conocimientos básicos sobre computación.
  • Busca una buena plataforma de trading. Es importante que busques una buena plataforma que te permita conocer las variables que debes tomar en cuenta al intercambiar criptomonedas. Busca plataformas conocidas y recomendadas por los usuarios en los foros. Estas te permitirán conocer los detalles de los movimientos de las criptomonedas, así como los intercambios más convenientes del día.
  • Ten un monedero de calidad. Contar con un buen monedero es una de las mejores opciones al invertir en criptomonedas. Además, tener un monedero de dudosa procedencia puede hacer que pierdas todos tus activos de un día para otro. Lo mejor será invertir en un buen monedero tipo hardware, que te funcionará como un pend drive. Si bien es cierto que algunos catalogan este tipo de monedero como de “difícil manejo”, lo cierto es que es el más seguro para mantener tus inversiones a salvo.
  • No inviertas más de lo que estás dispuesto a perder. Y esta es una regla que no solamente deberás aplicar en el mundo de las criptomonedas, sino de las finanzas en general. Nunca inviertas dinero que tienes destinado a algo importante, solamente porque tengas “la fe” de que va a multiplicarse. Recuerda que una de las principales características de las criptomonedas es su carácter especulativo.
  • Comienza invirtiendo en Bitcoin. Esta es la primera criptomoneda y la clásica por excelencia. Busca invertir en ella y en función de esta podrás comprar e intercambiar casi todas las demás altcoins. De hecho, en la mayoría de casas de cambio podrás hacer casi cualquier transacción desde Bitcoin… ¡Incluso más que con dinero FIAT!

Por último, la gran recomendación dentro del mundo de las criptomonedas es contar con cabeza fría. Es decir, no te dejes llevar por aquellos que te prometen grandes ganancias de la noche a la mañana, ni te dejes presionar por noticias repentinas o burbujas especulativas. Recuerda que en el mundo de las inversiones, el dinero y las criptomonedas, la frialdad y los movimientos conscientes son los que te llevarán a la cima.