6 errores más comunes al invertir en criptomonedas

6 errores más comunes al invertir en criptomonedas

Las criptomonedas son un mercado un poco complejo y muy completo, que no es fácil de entender al instante. Por lo que se recomienda conocerlo a profundidad, antes de siquiera tener la mínima intención de ser parte del mismo. A continuación, vamos a ver cuáles son los errores más comunes al invertir en criptomonedas.

Todo lo que debes evitar al invertir en criptomonedas

1.       No preparase mentalmente

Uno de los errores más comunes al invertir en criptomonedas, es el de pensar que las criptomonedas son un mercado con rentabilidad asegurada. Donde no hay riesgo de perder a gran escala.

No hay nada más alejado de la realidad que ese tipo de pensamiento. El mercado de criptomonedas es muy inestable, y los precios pueden variar de manera abrupta en cuestión de minutos, por no decir segundos. De modo que debes mantener nervios de acero al momento de invertir, ya que habrá situaciones donde tu inversión tendrá pérdidas considerables, la cual podría recuperarse con una maniobra exitosa, que solo es posible teniendo la suficiente calma.

En caso de tener un ataque de pánico por ver que tu inversión no está generando la rentabilidad esperada, o peor aún, estás perdiendo una importante cantidad de dinero, puedes optar por estos pequeños trucos.

Respira profundamente. Toma aire por la nariz, mantenlo por unos cinco segundos, y luego bótalo por la boca. Repite este proceso cuantas veces lo consideres necesario.

Acepta la perdida. Debes aceptar que no siempre se puede generar rentabilidad, y ver el fracaso como una oportunidad de crecimiento personal.

Por último, busca soluciones. Estudia todas las soluciones posibles para recuperar tu inversión, o en el peor de los casos, rescatar lo poco que te queda.

2.       No fijar una meta de perdida

Incluso los inversores más experimentados y que disponen de un amplio capital de inversión, fijan límites a las pérdidas que podrían tener en una estrategia de trading. Debes tener una meta de perdida, y en caso que esta se cumpla, no tienes otra opción que retirar el capital que te queda. Solo así puedes evitar acabar con todo tu capital inicial perdido.

Las metas de perdida serán variables, en base al tipo de inversor. Aquello inversores con experiencia y un capital significativo, pueden darse el lujo de asumir un alto riesgo, y sacrificar una parte de la inversión inicial, para terminar con ganancias sustanciales a largo plazo.

3.       Comprar criptomonedas desconocidas

Este es otro de los errores más comunes al invertir en criptomonedas, sobre todo en aquellos que no se toman la molestia de conocer la totalidad de todo el mercado.

El mercado de criptodivisas está repleto de muchas opciones, cada una con un sistema y motivación que la hace especial. Entre estas opciones hay criptomonedas muy prometedoras, que en un futuro cercano podrían ser importantes rivales del bitcoin. Así como otras que no representan una verdadera relevancia. Y peor aún, hay plataformas que se prestan para ser estafas o fraudes.

Hay que tomar en cuenta que las criptomonedas no están reguladas por ningún ente, como un banco central o autoridad gubernamental. Por lo que es muy fácil crear una criptomoneda propia y utilizarla para estafar a incautos inversores.

Con esto no se busca desmotivar a aquellos que dan oportunidades a nuevo proyectos, solo que hay que tener mucha precaución con a quien le das tu apoyo. En el caso de los nuevos e inexpertos inversores, lo mejor es no apostar por este tipo de proyectos.

4.       Abusar de la inversión en trading

Otro de los errores más comunes al invertir en criptomonedas. Muchos nuevos inversores tienen la falsa expectativa que cualquier momento es ideal para realizar operaciones de trading y así duplicar en poco tiempo el capital inicial. Pues bien, no hay nada más alejado de la realidad. Lo cierto, es que no cualquier momento es buena para hacer trading. Debes elegir el momento correcto, y por ello debes estudiar el mercado.

La ventaja de las criptomonedas, es que no es un único activo, son varios. Por lo que, para no perder el tiempo esperando el momento oportuno para invertir en un determinado criptoactivos, puedes elegir otros. Es decir, si el mercado de bitcoin no se ve favorable, puedes invertir en otra moneda virtual, como sería el caso de litecoin o monero.

Debes tener en consideración que el tiempo que no estés invirtiendo en criptomonedas, no tiene que estar perdido. Por el contrario, puedes usar ese tiempo libre para aprender más sobre el mercado de criptomonedas y estudiar nuevas estrategias de inversión.

5.       Poner toda tu inversión en una única criptomoneda

Ya lo hemos comentado muchas veces en este post, el mercado de criptomonedas es muy variable, y puedes elegir entre una infinidad de divisas virtuales que se adaptan a tu capital inicial y a al grado de riesgo dispuesto a tener.

Todo buen inversor de criptomonedas, no invierte en un único activo, por lo menos tiene dos inversiones simultaneas. Esto ayuda a rentabilizar mejor el capital, además de evitar pérdidas significativas con el tiempo.

Si por alguna razón, una de tus inversiones genera pérdidas, las puedes compensar con las ganancias de tus otros activos. Y en el peor de las cosas, si pierdes todo tu capital en una inversión, puedes recuperarlo con la otra criptomoneda.

Los inversores más experimentados llegan a invertir en toda una canasta de criptomonedas donde hay más de cuatro diferentes.

6.       Reinvertir todo lo ganado

Muchos apuestan a que las criptomonedas son tan rentables, que no vale la pena recuperar las ganancias obtenidas. En cambio, se debería reinvertir todo de nuevo, para así hacer crecer aún más los beneficios.

Este error, muy común entre los inexpertos, puede hacer que todo el capital invertido, incluso el capital con el que comenzaste, se pierda en un periodo bajista del mercado.

Cada vez que generes rentabilidad por una inversión, debes recuperarla y mantener el capital inicial, en caso que consideres que la tendencia se va a mantener al alza. Y en caso de quieres reinvertir, deberías hacerlo con una fracción de lo ganado, y no todo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *