Chia, la criptomoneda del creador de BitTorrent

Bram Cohen, el mismo creador del protocolo BitTorrent ahora sale con una criptomoneda llamada Chia, que ha ocasionado que los discos duros de los ordenadores ahora sean de “oro”. Y es que una de las diferencias principales de esta criptomoneda con las demás es que se puede minar con discos duros. A mayor espacio para almacenar transacciones, mayor ganancia. Es por ello que las ventas de estas unidades se han disparado en Asia durante los últimos tres días.

Qué debes saber acerca de CHIA, la criptomoneda del creador de BitTorrent

¿Cuál es el principal objetivo de Chia?

Este sistema está diseñado para mejorar los sistemas financieros actuales. La criptomoneda tiene como objetivo ser dinero digital utilizado a nivel empresarial y mundial. De igual forma, Bram Cohen busca que esta criptomoneda tenga un lenguaje de programación de gran potencia, así como fácil de auditar. Chia busca ofrecer una mayor seguridad en las transacciones, así como beneficiarios autorizados. Entre otros beneficios se busca ofrecer billeteras recuperables y multigrado.

¿En qué consiste el nuevo lenguaje Chialisp?

Chialisp es un lenguaje de programación de la Blockchain y una innovación dentro de CHIA. Busca tener una mayor potencia que los ya existentes, así como una gran seguridad. No solamente busca ser una forma de desarrollar transacciones inteligentes, sino de proporcionar transparencia y sencillez de uso a todas las demás criptomonedas.

Aparte de este lenguaje de programación, CHIA también tiene un algoritmo de consenso que permite una seguridad mayor que la de otras criptomonedas. Su cadena de bloques está más descentralizada que otras divisas existentes y cuenta con una mayor potencia, así como con una transparencia superior. Su código abierto será eventualmente público y ayudará a evitar burbujas especulativas.

La red Chia tiene una estrategia interesante

La red Chía aún tiene bastante camino por recorrer. Uno de sus objetivos principales es ser una de las mejores plataformas para el desarrollo de aplicaciones y servicios directos. Es decir, monedas estables que están dentro de esta misma red. Además, su estrategia está relacionada a las negociaciones empresariales públicas. La idea es que corporaciones y entidades financieras puedan realizar sus transacciones a diario con Chia eventualmente.

De igual forma, una de las propuestas más interesantes de Chia es reemplazar la minería tradicional por una que no consuma tanta cantidad de energía eléctrica. No se requiere un hardware costoso para ganar más de esta criptomoneda, sino que se deberá tener espacio vacío en el disco duro (aunque esto está generando algunos problemas). A esta nueva práctica se le está denominando “agricultura”, en donde cualquier persona con una laptop o con un dispositivo móvil podrá hacer buen uso del espacio adicional que tenga su disco duro.

Al usar el espacio de almacenamiento de tu dispositivo, también estás ayudando a proteger la Blockchain de Chia. Por ende, recibirás recompensas sin gastar recursos extras, más que un poco del ancho de banda y el almacenamiento de tu disco duro.

Chia está causando un boom con los discos duros  

Entre una de las principales ventajas de Chia está el hecho de que resulta más eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Como bien sabemos, las formas tradicionales de minado afectan al entorno y consumen demasiada energía. Sin embargo, el sistema de minado de Chia se basa en la cantidad de espacio de almacenamiento que tenga el disco duro. A mayor cantidad, mayor ganancia. No existen complejos cálculos ni se requieren grandes cantidades de energía.

En meses anteriores, las otras criptomonedas existentes han demandado máquinas especializadas o GPU´s como es el caso de Bitcoin. Sin embargo, Chia ha causado un gran revuelo atrayendo la atención de inversionistas, debido a las ventajas que ofrece. El 3 de mayo esta criptomoneda entrará al mercado de compraventa.

Sin embargo, no todo es color de rosas con esta nueva forma de minar la criptomoneda, puesto que han surgido gran cantidad de personas que están comprando disco duros a granel para poder anticiparse a lo que viene. Ya en varias páginas asiáticas se han agotado las unidades de discos duros empresariales de alta capacidad y los precios de los que quedan aún han subido notablemente. Puedes encontrar discos duros entre $500 y $800 dólares en el mercado Chino, con capacidades entre 16TB y 18TB.

Los discos duros de menor capacidad no se han visto tan afectados por obvias razones. Sin embargo, los nuevos han llegado a subir de su precio original hasta un 70%. Las memorias SSD tampoco escapan a esta locura. De hecho, ante la desaparición de estas unidades de disco duro tradicionales, los especuladores están buscando aquellas que se utilizan para operaciones de vigilancia, por ejemplo.

Cabe destacar que esta subida  de precio está presente en Asia sobre todo y que la misma actitud de compra desbocada de discos duros aún no se ha visto en otros mercados. Sin embargo, se calcula que este incremento en el valor de los discos duros puede afectar incluso a aquellos que no están realizando actividades de minería y que simplemente buscan una PC o una laptop para trabajar.

El boom de Chia puede modificar el precio de los equipos a corto y mediano plazo

La relación entre escasez de hardware y noticias sobre el minado de criptomonedas no es una completa novedad. Los que están dedicados a esta actividad siempre se encargan de buscar equipos para seguir ganando mayor cantidad de dinero. Sin embargo, es preocupante ver cómo se están acabando la disponibilidad de discos duros y SSD en mercados asiáticos, especialmente en China y Japón. Todo se debe al cambio en la concepción del minado que ha ocasionado esta criptomoneda.

Bitcoin y la mayoría de criptomonedas más antiguas dependen del poder de procesamiento, por lo que requieren de GPU´s y tarjetas gráficas para poder minarse. En el caso de Chia, la criptomoneda del creador de BitTorrent, su minado depende de la capacidad de almacenamiento. Es por ello que el día de hoy, al ingresar a cualquier página asiática de venta de elementos computacionales, los pocos discos duros disponibles se están vendiendo a precios exorbitantes.

Lo preocupante acerca de esto es que muchos de estos compradores no están adquiriendo las unidades exclusivamente para minar Chia a partir del 3 mayo, sino para acapararlas y revenderlas posteriormente. De acuerdo a varios informes oficiales, conseguir un disco duro mayor a 4TB de capacidad en China o Japón resulta prácticamente imposible. El mismo informe señala que existen usuarios haciendo pedidos de 100 unidades de discos duros a través de las páginas web.

El modelo de trabajo de Chia funciona a través de una prueba espacio- tiempo y por ello se ha cambiado la manera de minado. A pesar de que muchos señalan que esta nueva forma de minería es mejor, el impacto medioambiental puede seguirse dando debido a la producción indefinida de discos duros y a la cantidad de desecho electrónico que se generará posteriormente.

De igual forma, otros países miran con preocupación el hecho de que el stock de discos duros se está agotando. Esto es porque muchos usuarios están planificando montar infraestructuras de máximo aprovechamiento del minado. Cabe destacar que ya existe una escasez de GPU debido a las otras criptomonedas existentes, pero jamás se había visto tanto movimiento por una sola criptomoneda, que ha disparado los precios de los discos duros en más de un 60%.

La principal diferencia de Chia, la criptomoneda del creador de BitTorrent, es que está basada en el PoS o Proof-of-Space (prueba de espacio). En el caso de Bitcoin, que trabaja con PoW (Proof-of-Work), se da un problema difícil de resolver a varios procesadores para que escriban la transacción dentro de un bloque. En el caso de Chia, el código se escribe dentro del espacio que se encuentra disponible dentro de los discos duros. Por ende, la red suelta un código y el primer usuario que lo encuentra entre sus discos, es el que recibe la recompensa.

A pesar de que continúa siendo una amenaza para el medio ambiente, este tipo de minado consume hasta un 80% menos de energía que los sistemas tradicionales. Sin embargo, los expertos señalan que si esta criptomoneda comienza a prosperar a partir del 3 de mayo, va a existir un grave problema de stock y reventa de productos al triple de precio.

En la actualidad es posible descargar el green paper para ver detalladamente cómo funciona el algoritmo de Chia. Esta criptomoneda estará disponible para su cotización a partir del 3 de mayo de 2021. La buena noticia para algunos es que, por ahora, la escasez de stock en discos duros solamente está afectando al mercado asiático. 

Otros elementos a tomar en cuenta acerca de Chia

El progresivo desarrollo de Chia hará que sea más eficiente que todas las criptomonedas anteriores a ella. De hecho, ya el minado por disco duro es un avance no solamente tecnológico, sino ecológico. A diferencia de Bitcoin, que trabaja con PoW (Proof-of-Work), Chia trabaja con (PoST) lo que significa Proof-of-Space-and-Time o prueba de espacio y tiempo. No son necesarias tarjetas gráficas, ni ruidosos ASIC, que suelen consumir grandes cantidades de energía. Por ello, sus desarrolladores ya la denominan como “la criptomoneda verde”.

Otro de los elementos a tomar en cuenta acerca de Chia es que no tiene un límite de monedas, como sucede con Bitcoin y con otras divisas digitales. La cantidad de Chia va a estar disponible a medida que pase el tiempo, pareciéndose al esquema de Ethereum. Su lenguaje de programación se denomina Chainslip, y dentro de este se podrán albergar contratos inteligentes, tokens y otra serie de elementos de interés.

Glosario dentro de Chia

Si te interesa esta criptomoneda, hay algunos términos que debes conocer a continuación:

Mojo: la fracción más pequeña en la que se puede dividir una criptomoneda Chia.

Agricultor: vendría siendo uno de los elementos informáticos de la red, en lugar de los conocidos ASIC  que se encuentran en las otras criptomonedas existentes. El agricultor se comunica con los cosechadores de Chia.

Nodo Completo: es el elemento que tiene como objetivo almacenar copias completas de la cadena de bloques, así como de validar distintas transacciones.

Cosechador: otro elemento dentro de la red de Chia, que está en comunicación con el agricultor y está en contacto directo con la parcela. Vendrían siendo el equivalente de los “mineros” en otras criptomonedas existentes.

Parcela: es el espacio de disco duro en donde se están almacenando los hash para poder obtener mayor cantidad de Chia. El principal acceso a esta lo tiene el cosechador.

Pool: al igual que como sucede con los mineros, se trata de varios cosechadores que se unen para poder obtener una mayor cantidad de recompensas.

Cultivar Chia genera un consumo energético bastante inferior al de los ASIC y los RIG que ya conocemos de las criptomonedas ya existentes. Lo único que se necesitará para cultivar esta criptomoneda es tener el llamado software de generación de parcelas, que se encuentra en la página web oficial de Chia. Este funciona como un monedero y está disponible para los principales sistemas operativos.

Para cultivar Chia es necesario tener como mínimo 257 GB de espacio temporal en disco duro. Como puedes darte cuenta, no es demasiado, por lo que el cultivo de la criptomoneda es accesible prácticamente a cualquiera que cuente con un dispositivo electrónico medianamente moderno. El proceso más lento consiste en la creación de parcelas, que irá más rápido si contamos con una unidad de almacenamiento de mayor envergadura. Dentro de Chia se genera un bloque cada diez minutos.

En conclusión, Chia es una de las soluciones eficientes al consumo bajo para la obtención de criptomonedas. Además, representa un avance en cuando a la validación de transacciones, así como de la generación de bloques por PoW. A mayor capacidad de disco duro, mayores las posibilidades de ganar Chía, por lo que el mercado de dispositivos de almacenamiento deberá prender sus alarmas ante lo que es y será probablemente una de las más grandes compras de discos duros a nivel mundial. Sin embargo, algunos señalan que esto resulta positivo, puesto que el mercado de HDD lleva algún tiempo en caída. 

 

 

Deja un comentario