Cómo hacer un backup de las criptomonedas

Hacer un backup siempre es una buena idea así estemos hablando de archivos de un disco duro o de criptomonedas. Tener la precaución de mantener los datos a salvo contra cualquier contratiempo es algo que uno debe tomar la costumbre de hacer.

Por suerte, hacer un backup de criptomonedas no es complicado. Solo se necesita realizar unos pequeños pasos y seguir unas buenas prácticas.

Guía para crear un backup de criptomonedas

Toma como una rutina realizar estos sencillos pasos y lograrás ganar muchos puntos en cuanto a seguridad en tus criptomonedas.

Toma el control total en cuanto a seguridad de tus criptomonedas

La primer regla es hace que todas las cuestiones de seguridad de tus criptomonedas dependan exclusivamente de ti. Aquí no hay un itermediario como un banco que vele por la seguridad de tu dinero. Aquí la responsabilidad es exclusivamente tuya.

El punto clave es elegir monederos de criptomonedas conocidos y fiables. Algunos ejemplos son: Exodus, Jaxx, Bitpay, entre otros.

Mantener estos software actualizados es vital para evitar cualquier robo. Los software se actualizan para eliminar bugs que permiten a hackers tomar el control de los mismos.

Cuando se realicen actualizaciones de software es extremadamente importante verificar que esas actualizaciones provienen de los sitios oficiales.

Para guardar las claves privadas o la semillas de su monedero no es buena idea utilizar servicios que ofrecen guardar sus datos de forma segura.

La clave privada o la semilla del wallet tiene que estar guardada de forma segura

El elemento clave para el almacenamiento y seguridad de las criptomonedas es la semilla del monedero. Esto es lo que permite realizar un backup de todos los datos que se almacenan en el monedero.

La mejor forma de guardarla es tenerla anotada en un papel y que este se guarde en un lugar absolutamente seguro. Si el monedero no genera una semilla, lo que hay que almacenar es la clave privada.

Si se quiere guardar de forma digital una semilla o palabra clave se puede utilizar un cifrado para almacenar en memoria, hacer copias regulares del monedero, etc. Sin embargo, el más efectivo y seguro es tomar un papel y un lápiz para anotarlo de puño y letra.

El papel en el que se guarde la clave debe ser protegido de cualquier elemento externo que pueda dañarlo como por ejemplo, la humedad o cualquier otro factor que puede deteriorarlo.

Si se quiere aumentar la seguridad se puede hacer unas dos copias extras. Así en caso que se pierda una se podrá acudir a otra.

El software debe estar siempre actualizado

La actualización es importante porque mediante estas es posible conseguir mejoras en cuanto a la protección frente a ataques de hackers. Además, de que en caso de existir alguna modificación en la forma de manejar las direcciones dentro del blockchain una actualización permitirá continuar operando con las criptomonedas.

No usar hot wallets

Los hot wallets son monederos de criptomonedas que funcionan en internet. En este tipo de billeteras generalmente uno no tiene el control absoluto sobre sus monedas.

Siempre es mejor idea utilizar los cold wallet. En estos, la clave privada y otros datos se guardan en el disco duro del cliente.

Otra opción, es utilizar hardware wallets como Ledger o Trezor.

Conclusiones

Se debe ser consciente que si uno pierde la clave privada o la semilla del monedero será imposible recuperar las criptomonedas. Por eso, realizar backups es tan pero tan importante.

Si se quiere aumentar el nivel de seguridad, se puede utilizar un cifrado de la clave privada. Uno de los algoritmos que más se recomiendan para esto es el AES-256.

La seguridad de las criptomonedas dependen exclusivamente del propietario de las mismas. Por eso, es tan importante ser precavido y guardar los datos sensibles de forma correcta y segura.

Deja un comentario