Guía sobre la criptomoneda kin

El token Kin es una criptomoneda creada con la finalidad de servir como moneda digital dentro del ecosistema del servicio de mensajería conocido como Kik. Esta cripto fue lanzada como un token ERC20 basado en la cadena de bloques de Ethereum y su nombre es la abreviación de Kinship.

Aunque en sus inicios esta criptomoneda logró recaudar aproximadamente 100 millones de dólares en fondos de sus inversores, a lo largo de los años desde la aparición de su ICO en 2017, Kin ha tenido que enfrentar diferentes problemas. En este artículo te contamos toda la información que te ayudará a decidir si esta criptomoneda es una buena idea de inversión. 

Índice de contenidos

    ¿Qué es Kin? 

    Kin es una criptomoneda lanzada por primera vez en septiembre del año 2017, por los fundadores de Kik. Por otro lado, Kik es una aplicación de mensajería dirigida por Ted Livingston y fundada en el año 2009. Al momento de lanzar la ICO de esta cripto, la empresa tenía un valor aproximado de mil millones de dólares

    En sus inicio Kin logró conseguir un financiamiento de sus inversores de aproximadamente 100 millones de dólares en un increíble periodo de tan solo dos semanas, por lo que rápidamente llamó la atención de los usuarios en el mundo cripto. 

    Los desarrolladores de esta moneda digital la describieron como una herramienta diseñada con el propósito especial de servir como base para un ecosistema descentralizado en lo referente a servicios digitales. 

    Al contrario que sucede con la mayoría de las criptomonedas que recién salen al mercado blockchain que no tienen una base de usuarios potenciales preparada, Kin sí la tenía gracias a los millones de usuarios activos en la plataforma Kik. 

    Durante tres años esta criptomoneda se limitó a ser un proyecto experimental de la aplicación de mensajería, donde se usaba bajo el nombre de Kik Points, un sistema de premiación en el que las personas podían ganar puntos que posteriormente podían gastar en el ecosistema de la aplicación. Esto realmente fue un éxito porque las transacciones con la cripto llegaron a alcanzar un volumen tres veces más alto que las transacciones hechas con Bitcoin. 

    ¿Cómo funciona Kin? 

    Los tokens de Kin solo se pueden usar dentro de la plataforma Kik mediante un mecanismo llamado “Kin Rewards Engine”. 

    Este funciona distribuyendo recompensas diarias entre los usuarios mediante un algoritmo que se basa en la contribución que hagan los usuarios a la comunidad. De este modo, los usuarios de la aplicación estan incentivados a interactuar en el ecosistema, creando contenido de valor y aportando a la comunidad. 

    A diferencia de otros redes similares Kik no se basa en la monetización con anuncios publicitarios. En su lugar se centra en que los usuarios aporten valor a la comunidad y que sean recompensados por esa contribución. En otras palabras, las personas pueden crear contenido para la plataforma y luego ganar dinero en forma de Kin que otras personas pagan cuando acceden a su contenido

    En el sentido blockchain la criptomoneda Kin se parece mucho al Bitcoin porque usa una cadena de bloques pública que le permite a los desarrolladores controlar la creación del token y regular su flujo para que no tenga un aumento de precio excesivo. 

    ¿Qué hace especial a la criptomoneda Kin?

    La ICO lanzada en el 2017 produjo aproximadamente 10 billones de tokens Kin de la cadena de bloques de Ethereum. En la actualidad, todos estos tokens están siendo migrados como tokens ERC-20 a una nueva cadena de bloques Kin, convirtiéndose así en Kin Coins. 

    Los desarrolladores de Kin aseguran que esta criptomoneda es una de las más utilizadas en el mundo y todo es gracias a los usuarios que forman parte de la aplicación y ganan o gastan la criptomoneda. También han declarado que Kin es la quinta criptomoneda con más actividad diaria y que incluso posee un volumen de transacciones más alto que Bitcoin o Ethereum. 

    Problemas que ha enfrentado Kin 

    Pese al innegable éxito que tuvo la cripto al momento de su lanzamiento en la fase ICO durante el año 2017, en el año 2019 tuvo que enfrentar una demanda puesta por la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, a causa de la venta del token Kin. Como consecuencia de esto, el valor de Kin cayó de una forma drástica.

    Este problema legal comenzó en el mes de julio de 2019 y para septiembre del mismo año la empresa Kik anunció el cierre de la aplicación de mensajería para poder centrarse en su lucha legal. 

    Inesperadamente un mes más tarde, la reconocida empresa MediaLab hizo el anuncio de que había adquirido a la empresa Kik y que su aplicación de mensajería y token se mantendrían intactos. 

    La demanda de la SEC estaba fundamentada en el hecho de que la venta de los tokens no fue registrada y que la empresa la manejó como un esquema de recaudación de dinero. En respuesta a esto, la empresa Kik afirmó que lucharía en audiencia pública para lograr que la SEC renovara sus normas y aclarara el tema. 

    Un año después de la disputa legal el caso fue cerrado y la empresa Kik se vio comprometida a pagar un total de 5 millones de dólares como multa a la SEC por no haber registrado la venta de su token. No obstante, la decisión del juez encargado del caso no involucró el cierre de la aplicación de mensajería o la prohibición de la circulación del token. 

    ¿Cómo se puede obtener Kin? 

    Al principio solo era posible obtener la cripto a través de la plataforma de mensajería. No obstante, esta ya ha sido enlistada en diferentes plataformas de intercambio, por lo cual desde allí puedes comprar o vender tus tokens Kin sin problemas. Cabe destacar que después de su disputa legal y de haber recaudado aproximadamente 100 millones de dólares con su ICO, esta criptomoneda perdió su valor y disminuyó significativamente su popularidad, por lo que es posible que solo esté disponible en unos cuantas plataformas de intercambio. 

    Conclusiones: ¿Cuál es el futuro de la criptomoneda Kin? 

    Aunque han pasado varios meses desde que el juez encargado del caso Kin dicto su sentencia, en este momento, el impacto de esta batalla legal sobre la cripto todavía es incierto. Lo que si se sabe es que después de toda esta turbulencia posiblemente Kin logre tener un futuro más brillante de lo que fueron los años 2019 y 2020. Esto último es gracias a que la popularidad de la aplicación Kik va en aumento, por ende, la capitalización del mercado y el volumen de transacciones diarias con la cripto también aumenta. Además con las nuevas actualizaciones y la implementación de nuevas funciones en el ecosistema es posible que el valor de Kin tengan un impulso positivo en el mercado.

    Por otro lado, algunos analistas afirman que para que Kin alcance el valor de 1 $ quizás tendrán que pasar por mínimo 10 años. Por lo tanto, los inversores que decidan depositar sus esperanzas en esta cripto deben estar claros de que en el futuro cercano no van a conseguir ganancias muy significativas; pero esto no es más que suposiciones, así que asegúrate de hacer una investigación propia antes de poner en juego tu dinero. 

     

     

    También te puede interesar:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información