criptomoneda nano

Criptomoneda Nano

Nano es una de las criptomonedas de pago con mayor potencial en la zona de las altcoins hoy en día. La criptomoneda utiliza tecnologías que son realmente avanzadas; incluyendo la eliminación de la noción de una cadena de bloques pública. Esto quiere decir, que pueden ayudar a superar alguna de las mayores preocupaciones de gran escala que tienen repercusión en las redes más conocidas, como Bitcoin y Ethereum.

En el siguiente artículo, te mostraremos todo lo que necesitas saber acerca de la criptomoneda Nano.

Conoce más sobre Nano

Nano es un proyecto que ya cuenta con antigüedad, a pesar de que su nombre es relativamente nuevo. Era conocida anteriormente como Raiblocks, sin embargo su nombre fue modificado para que fuera más fácil de adoptar por todos los usuarios de la red.

Nano es una criptomoneda con baja latencia. En lugar de estar estructurado en una cadena de bloques, hace uso de una tecnología como conocida como Gráfico Acíclicos Dirigido (DAG) y arquitectura de celosía de bloques. Esta tecnología permite que cada cuenta uno posea su propia cadena de bloques, una cualidad única que ofrece Nano.

El mecanismo de validación que es usado por Nano es conocido como Prueba de Participación Delegada (DPoS). Una ventaja de la implementación de esta tecnología DAG es la escalabilidad infinita que ofrece; junto a las operaciones instantáneas y sin tarifas. La ausencia de minería de forma intensiva en recurso para brindarle seguridad a la cadena, es lo que permite a la criptomoneda Nano realizar transacciones sin tarifa alguna.

Un avance reciente que tuvo Nano fue su cambio de marca, a principios del año 2018. Dicho cambio se llevó a cabo debido a la confusión existente sobre cómo pronunciar Raiblocks. Y, para lograr que el nombre de la marca suene menos técnico y así ayudar a promover su adopción.         

La idea de cambiar el nombre de la marca fue gracias a la comunidad. Es bastante alentador ver a los creadores de criptomonedas tan pendientes de las opiniones de sus usuarios. Ya lleva más de dos años siendo conocida como Nano. Y esto, le ha permitido incrementar su éxito a medida que avanza y su consolidación en el mercado.

De qué trata la tecnología Nano

Nano está basado en la tecnología de Grafico Acíclico Dirigido (DAG), tal como se mencionó en líneas anteriores. También hace uso de una arquitectura de celosía de bloques que lleva el registro de cada cuenta o dirección que se encuentre en su cadena de bloques. En comparación de aquellas cadenas de bloques que hacen un seguimiento al valor de las operaciones, Nano hace un registro de los saldos de cada cuenta; permitiendo así un requerimiento de espacio para almacenar mucho  más bajo.

Cada cadena de bloques individualizada puede ser actualizada únicamente por su dueño, y demuestra que los usuarios equilibran el historial, compartiéndolo con la red. Una cualidad que sólo posee Nano, es que esta arquitectura permite que cada cadena de bloques se actualice de modo asincrónico con el resto de la red. Cada operación realizada por la blockchain es individual y es por eso, que no hace falta la presencia de un protocolo de consenso para un convenio distribuido.

Nano es completamente descentralizada y su configuración está realizada de tal forma que permite transferir fondos de forma instantánea y sin cobrar tarifa alguna. En teoría, también cuenta con una escalabilidad infinita, y en caso de qué sus desarrolladores logren llevar a cabo esta visión podría convertirse en uno de los cambios más significativos dentro del ecosistema de las criptomonedas a largo plazo.

Una operación que se lleva a cabo en la red de Nano crea dos transacciones por separado. La primera es una transacción de envío que deduce la cantidad de la cuenta del remitente, y la segunda es una operación de recepción que añade el valor al libro mayor de receptor. Cada vez que se intenta hacer un envío, se hace referencia al bloque anterior en la blockchain del remitente. Si dos operaciones de envío diferentes hacen una referencia al mismo bloque anterior, se produciría un gasto doble. En caso de que llegue a suceder esto, los nodos del red eligen qué operación retener y cuál descartar.

Cómo nano mejora el ecosistema de las criptomonedas.

Nano es la criptomoneda idónea para los usuarios, ya que no cuenta con tarifas y sus transacciones se realizan de forma instantánea; además, de poder escalar de forma infinita.

El tiempo en las operaciones que se llevan a cabo, es sin duda una de las grandes mejoras en comparación a las criptomonedas más populares, como lo puede se Bitcoin o Ethereum. En el caso de Bitcoin, los usuarios cuentan con un estimado de 10 minutos para que se lleve a cabo una transacción; sin embargo, esto puede ascender a horas. Y, si el tráfico de la red es alto para ese momento, han existido casos donde una operación de Bitcoin puede tardar días en autentificarse.

La razón de esto, se debe a que cada bloque cuenta únicamente con un solo espacio para determinado número de transacciones, y se requieren por lo menos 10 minutos para extraer cada bloque. Nano le da solución a esta problemática, haciendo que cada operación tenga su propio bloque y procesando cada bloque al momento.

La criptomoneda Nano también cuenta con mejoras en el área de seguridad, con el protocolo de prueba de participación delegado. En caso de que se  intente realizar un ataque, se necesitaría controlar el 50% de los tokens Nano para así llevar a cabo un ataque a la red de forma satisfactoria. Eso necesitaría de una inversión financiera muy grande que supere a casi todos.

Y, no se puede dejar de mencionar el sistema DPoS que contribuye a la disminución del consumo de energía y elevado precio de los equipos de minería; que hacen falta para la criptomonedas de prueba.

Aplicaciones de Nano hoy en día

A pesar de que la criptomoneda Nano cuenta con tecnología avanzada, los casos donde puede ser aplicable no lo son. Los desarrolladores están buscando resolver algunos problemas básicos que la mayoría de las criptomonedas  están intentando abordar. El beneficio que ofrece Nano en comparación a otras criptomonedas es su escalabilidad infinita, sus  operaciones sin tarifa y su potente velocidad. A  continuación te presentamos algunas aplicaciones de uso que intenta llevar a cabo Nano:

  • Micro transacciones: Nano puede ser utilizado para pagar cantidades pequeñas por la adquisición de activos digitales, como suscripciones de contenidos, compra de productos, entre otros.
  • Pagos transfronterizos: al permitir la emisión de pagos transfronterizos sin inconvenientes, Nano ayuda a las personas de todo el mundo a obtener acceso a una economía justa y segura.
  • B2C: los pagos sin percances están disponibles rápidamente con Nano, ya sea de forma física o virtual.
  • Par de comercio idóneo: Las operaciones de gran velocidad y sin tarifas, lo convierten  en el par perfecto para los usuarios de criptomonedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *